LA GRAN SACRO-ILIACA

Como ya se ha descrito en los anteriores posts, durante la evaluación fisioterapéutica debemos hacer una relación de todos los signos clínicos explorados. Pongamos como ejemplo el caso de dolor en la articulación sacro-iliaca; después de analizar las partes blandas que forman las cadenas musculares ventral y dorsal mediante la evaluación de la existencia de bloqueos en posición corta (musculatura en contracción concéntrica mantenida en el tiempo) y de bloqueos en posición larga (musculatura en contracción excéntrica mantenida en el tiempo) ( xiii), se obtiene información globalizada de la repercusión musculo-esquelética.

Sabemos que una de las causas del bloqueo de la articulación sacro-iliaca puede ser debido a la alteración de la musculatura estabilizadora local, por tanto si durante la exploración encontremos un bloqueo en posición corta de la masa común lumbar a parte de otros signos positivos durante la exploración de la sacro iliaca, se puede afirmar el diagnóstico del bloqueo sacro-iliaco por etiopatogenia muscular (alteración de los músculos estabilizadores globales lumbares).

Por causa directa y mediante el sistema de cadenas lesionales, la restricción del movimiento sacro-iliaco puede producir una alteración de la funcionalidad de la musculatura profunda de la articulación coxo-femoral. La inactividad de la musculatura estabilizadora profunda de la articulación coxo-femoral puede conllevar una alteración en el patrón motor de movimiento del miembro posterior del caballo pudiéndose observar con la falta de estabilización del corvejón. A parte de las alteraciones primarias que produce el bloqueo de la articulación sacro-iliaca, sabemos que se desarrollaran alteraciones secundarias compensatorias en todo el sistema musculo-esquelético del equino, tales como la posible alteración de la cadena dorsal homolateral y por defecto el sistema musculo-tendinoso de la grupa compensará el déficit de activación de la masa común lumbar con una hiperactivación muscular.

Cabe decir que, cuando existe un bloqueo en posición corta la musculatura antagonista permanece bloqueada en posición larga. Haciendo hincapié en los tipos de bloqueos, debemos saber que los bloqueos en posición corta normalmente se encuentran en los músculos estabilizadores globales y son culpables de las alteraciones posturales, que consecuentemente y como ya se ha descrito anteriormente en el post de etiopatogenia muscular, pueden llegar a alterar la estructura muscular de los músculos estabilizadores locales. El tratamiento de estos es recuperar su funcionalidad mediante ejercicios de control motor respectando su función y tipología muscular. En cuanto a los bloqueos en posición larga debemos saber que producen sintomatología dolorosa; es por eso que muchas veces se confunden con la alteración base y son el objetivo principal del tratamiento, claro error.

1 comentario en “LA GRAN SACRO-ILIACA”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba